¿Cómo quieres tu felicidad?

Muchas veces nos resulta casi imposible ser feliz. Pero realmente, ¿haces lo que necesitas para ser feliz o te dejas llevar por lo que “se supone” que necesitas para ser feliz?

Collage 2018-01-21 11_16_07.jpg

En el mundo consumerista en que vivimos, te hacen creer que necesitas ser perfecto y tener cosas materiales para llegar a la felicidad… El cuerpo perfecto, el trabajo perfecto, el salario perfecto… Todo es un espejismo de una vida que no necesariamente es la más gratificante.

Sí, ¡claro que queremos tener cosas y queremos tener viajes y que la gente nos quiera! Pero, ¿quieres que te quieran por lo que tienes o por lo que eres? Analiza, ¿realmente es lo que necesitas para ser feliz?

Para llegar a la felicidad real, comencemos por ti. Si no te amas tal y como eres, si no aceptas tus imperfecciones, si no te perdonas por tu pasado o por tus errores, nunca serás feliz.

Tu vida en lo personal, ¿está como la quieres? ¿Te rodean personas tóxicas o nocivas, que se exageran en sus caprichos o vicios, sea cuáles sean? ¡Sácalas de tu vida! Eso no es para ti, ¡déjalas ir!

Tu pareja, ¿te humilla, te denigra, te resta valor? ¡Sácala de tu vida! El amor no es perfecto ni mucho menos color de rosa, pero sin respeto no hay nada. ¡Rompe el ciclo y ámate primero!

Tus amistades, las que pensabas que eran verdaderas, ¿dejaron de hablarte, así de la nada, sin razón alguna, sin explicarte su molestia? ¿Te ignoraron cuando trataste de resolver o de averiguar el por qué? Posiblemente no es el momento de perpetuar la amistad, o no es el momento adecuado para esa persona. ¡No presiones la amistad! Todo fluye a su debido tiempo, y lo más que puedes hacer es desearles el mejor éxito del mundo.

¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Sí? ¡Perfecto! ¿No? ¿Pues qué estás haciendo para llegar a eso? Porque si es negligencia de tu parte, debes mejorar. Ahora, si es algo del espacio laboral, analiza si estás dispuesto a aguantar ciertas situaciones y si vale la pena el sueldo. No siempre el mayor sueldo iguala a la felicidad. Es posible que encuentres un trabajo donde te paguen menos, pero te tratan mejor o con humanidad.

¿Te da miedo que sin ese sueldo no seas feliz? ¡Sencillo! O cambias de trabajo o aprendes a vivir con eso. Aprende a manejar el que tienes y debes ser agradecido. Si no agradeces, nunca llegará lo que realmente necesitas.

Hablando en serio, ¿necesitas vivir con tantas cosas materiales? ¿Necesitas humillar a la gente ostentando tu Smartphone nuevo, tu cartera de diseñador o tus pantallas caras? ¡Rectifica! No es que no las compres o que no las tengas. Es que, al tenerlas, sigas siendo humilde. ¡Sí, humilde, como persona y al tratar a los demás! Debes estar consciente de que, así sean de $1 o de $1,000, las cosas materiales hacen la misma función. Lo material viene y va y si lo que te hace ser como eres o ser completo son las cosas materiales, realmente, ¿cuál es tu esencia?

Aprende a vivir como eres y con lo que tienes y sé AGRADECIDO. Las bendiciones no siguen llegando si no agradeces. Aprende a trabajar con lo que tienes y ¡sácale el máximo!

¿Quieres compartir tus consejos conmigo? ¡Búscame en las redes sociales!

Tall & Sassy by Angie M.©, 2018 | Teach | Plan | Empower | Live |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s