¡Maximiza tus rutinas!

Usualmente, queremos hacer todo rápido, right?! Pero, ¿realmente se puede? Vamos a ver… Comparto algunos tips para que aproveches tus rutinas, cuando estés ON THE GO.

1. Combina tu outfit completo la noche anterior, junto con todo lo que usarás. YES, todo, hasta las prendas, maquillaje y ropa interior.

2. Prepara tu lonchera (si acostumbras usarla) la noche anterior o temprano en la mañana (una hora antes de la hora que usualmente despiertas y te levantas) y usa envases para recalentar tu comida. Ahorrarás tiempo y dinero para ese capricho o meta anhelada.

3. Despierta y SAL de la cama a la hora que pusiste la alarma. NO LE DES SNOOZE! Darle al botón de snooze es un atraso seguro y te sentirás más cansadx.

4. Toma un vaso con agua a temperatura ambiente tan pronto despiertes. ¡Sí, así, sin lavarte los dientes! Esto activará los órganos internos y te ayudará a una mejor digestión.

5. DESAYUNA. Es un must! Tu cerebro te lo agradecerá y será más bueno contigo.

6. Saluda al señor sol. Sólo necesitas 10 minutos para obtener vitamina D, y el sol mañanero es el mejor momento.

7. Ejercítate o incorpora alguna actividad física a diario, así sea en la mañana, la tarde o la noche y trata de no beber refresco. La piel se pone opaca y reseca, además de que tu organismo reflejará el malestar.

8. Dúchate antes de salir de casa. Te sentirás vigorizada/o y ready para cualquier actividad. Preferiblemente con agua templada o fría, pero si te gusta ponerte arrugaditx como pasita, con agua caliente, ¡pero no abuses de ella!

9. ¿Tienes que hacer una tarea? Enfócate en ella. Si la empiezas, la terminas y punto. Como dicen por ahí, “el que mucho abarca, poco aprieta”. Es mejor calidad que cantidad. No quieras ser pulpo, terminarás extenuada/o y con una tarea mediocre o sin terminar.

10. Llega con tiempo a los lugares. OJO, dije ‘con tiempo’, no ‘a tiempo’. Hay una gran diferencia: con tiempo = 15, 30 minutos antes; a tiempo = raspando al minuto. Got it?

11. Todo es cuestión de A-C-T-I-T-U-D. Tú escoges ser un/a amargadx de la vida o ser un/a creativx empedernidx.

12. Planifícate. Es cierto que, en ocasiones, la improvisación es fabulosa, pero, si proyectas claramente tu día, cumplirás con la gran mayoría de lo que tenías pautado.

13. Aprende a reconocer tus límites y virtudes. También, aprende a decir que NO. No seas tan duro/a contigo mismo/a. Cada día tiene su propio afán. Tu ser (o sea, tú mismo/a) te lo agradecerá.

¡Conecta conmigo en las redes sociales! ¡Mucha cosa buena, Sassy Babies!

27798321_2001275363486780_2601326298271022659_o (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s